Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

jueves, 15 de enero de 2015

El tiempo... avanza.

Cuando el tiempo
quiere correr,
corre y no para,
no disminuye su velocidad,
no hace nada
excepto, avanzar.
Avanza tan rápido,
que duele.
Avanza tan rápido,
que cuesta.
Avanza tan rápido,
que no te das cuenta de nada.
Avanza tan rápido,
que no ves los pequeños detalles.
Sólo avanza.
Avanza y avanza,
sin parar,
sin disminuir su velocidad,
sin importar nada,
ni nadie.
Y tú, no puedes hacer nada,
absolutamente nada,
tan sólo esperar.
Esperar a que todo pase
o a que el tiempo
decida parar.

4 comentarios:

  1. Muy bonito y filosófico, enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Precioso, te hace pensar. Un beso enorme :))
    http://unapromesadeazucar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, tus comentarios siempre me alegran.
      Un besazo ^^

      Eliminar